Categorías

Atedsa Aire Acondicionado y Ventilación

Atedsa Aire Acondicionado y Ventilación

BLOG

Aire acondicionado: claves para que no le haga mal a tu bebé


En verano el calor aprieta y es sofocante tanto para los adultos como para los bebés. Es inevitable el uso del aire acondicionado, tanto en casa como en el coche, en centros comerciales, restaurantes…

Pero no debemos verlo como un enemigo, el aire acondicionado no es perjudicial si se utiliza correctamente, así que os daremos algunas claves para que no le haga mal a tu bebé.

No es bueno que el bebé sude demasiado ni que pase calor innecesario, la combinación del calor y la humedad podría producirle sarpullidos en la piel que causan picor o escozor.

Además, las temperaturas elevadas provocan, como nos sucede a los adultos, que el bebé esté inquieto, irritable y que duerma mal. Es preferible mantenerlo en casa algo más abrigadito y mantener una temperatura ambiente agradable.

Por eso, si tienes aire acondicionado en casa no es necesario que dejes de usarlo si sigues algunas recomendaciones.

  • Mantén una temperatura ambiente de alrededor de 20-22 grados. Procura que la diferencia entre el exterior y el interior no supere los 10 grados para evitar cambios bruscos de temperatura.
  • Evita que el flujo de aire esté dirigido directo al bebé.
  • Enfría la habitación antes de acostarlo, pero apaga el aire acondicionado durante de la noche.
  • El aire acondicionado elimina la humedad ambiente y reseca las mucosas, por lo que deberías utilizar un humidificador de aire frío para contrarrestar la humedad ambiente.
  • Durante el día, ventila a diario los ambientes.
  • Lleva siempre en el bolso una mantita para cubrirlo en caso de que entréis a un sitio con demasiado aire acondicionado.
  • En los filtros se acumulan microorganismos que pueden causar enfermedades respiratorias, por tanto es importante mantener los filtros limpios y los aparatos en condiciones.